Noche Santa Cena- Reunión de Jóvenes 11/11

Noche de Santa Cena

Como Centro Juvenil recordamos a Jesús que nos amó primero, su palabra nos mantiene latentes.

Tiempo de comunión para encontrarnos con Dios. La palabra de Dios dice que antes de las pascuas Jesús ve a Pedro y Juan, y les dice vayan, que corran a preparar un tiempo de cena con todos los discípulos. Jesús los mando a preparar, quiere decir que era un tiempo de preparación.

Tenemos que preparar nuestro corazón para recibir lo que Dios tiene para tu vida y mi vida. Cuantos vienen con un corazón hambriento de Dios, ¡yo no me quiero ir de un encuentro con El como llegue! ¿Cuantos dicen hoy quiero algo fresco, algo nuevo de parte de Dios? Un pequeño video que nos hace reflexionar.

La palabra dice: «Porque cada vez que coman este pan y beban de esta copa proclaman la muerte del señor hasta que el venga.» 1º Corintios 11:26

Quiere decir que hoy recordamos algo hermoso, algo que Jesús, el cordero de Dios, hizo hace mas de 2 mil años, El fue a la cruz por vos y por mi. Pero no solamente recordaremos ese momento, esa mesa con los discípulos, que eran doce. No es casualidad que hoy somos 12 áreas del centro juvenil, todos vamos a participar de esta santa cena,y queremos que tu corazón se prepare. Si realmente Dios viniera hoy, ¿como están tus vestiduras? ¿Como esta tu vida delante de Dios? ¿Como esta tu corazón delante de Dios?, Dios no vino a condenar, ni a acusarte, Él esta con los brazos abiertos, es un Dios de oportunidades, y no hay nada mas lindo que puedas tomar esta Santa Cena en comunión y con un corazón limpio.

«Dios te va a hacer libre: Señor Jesús te doy gracias por este día, por esta noche de santa cena. Hoy quiero preparar mi corazón. Señor Jesús, pero ante todo te quiero pedir perdón por todos mis pecados, por todas mis faltas y si hay algo en mis ropas que esta sucio, si hay alguna inmundicia, y si hay algo que no es de tu nombre ¡Señor limpiame en esta hora! porque tu vienes por mi y quiero que mis ropas en esta noche tu comiences a lavar y si hay algo que no puedo, hoy te lo entrego, hoy lo renuncio, lo que sea, si hay algo en mi corazón que no puedo vencer te lo entrego. En el nombre de Jesús. ¡Amen!» Pablo Bretanyer

¡La Santa Cena desata poder! Antes de hablar de la Santa Cena hago una pregunta: ¿Que es una cena? es compartir un momento de intimidad, uno no cena con cualquiera, uno no comparte la mesa con cualquiera. Es un momento de comunión de compartir, de celebrar, y esta cena que vamos a compartir gracias al sacrificio de Jesús, va a ser una cena en bendición. A lo mejor participaste de una cena que no fue de bendición, donde termino todo mal, donde abundo el alcohol y todo termino mal. Esta noche va a ser una cena de bendición. ¡Vamos a cenar juntos y vamos a cenar con Jesús! 

En esta noche tenemos que estar dispuestos a cenar con Jesús, esta es nuestra noche para cenar y para tener comunión con el. La palabra nos enseña como fue ese momento.

«Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; Y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed: esto es mi cuerpo que por vosotros es partido: haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre: haced esto todas las veces que bebiereis, en memoria de mí. Porque todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que venga.» 1 Corintios 11:23-34  (RVA)

Esta es la cena que Jesús compartió con sus discípulos, donde compartió el pan, el vino y es lo que simbólicamente vamos a hacer todos juntos. Elegiste el mejor lugar para pasar esta noche, el mejor lugar para cenar. Vamos a ir enseñándote lo que hacemos cuando tomamos la Santa Cena:

  1. Lo primero que hacemos es recordar el sacrificio de Jesús, «…cada vez que lo hagas, lo harás en memoria de mi…». Entonces cada vez que lo hagas, vas a estar recordando al Señor, a su sacrificio, el sacrificio que te dio libertad. Jesús pago un precio por vos y eso es lo que recordamos. Esto te dio libertad y vida eterna. El sacrificio de Jesús nos libro de la ira de Dios, porque cada uno de nosotros la merecíamos, porque somos pecadores ¿Quien nunca peco? todos hemos fallado, nos hemos equivocado. La palabra dice que la paga del pecado es la muerte, así que ¿de que nos libra este sacrificio? de la ira de Dios. Jesús murió en la cruz por vos y por mi, vos sos libre, podes ser llamado hijo de Dios, podes llegar a su presencia y participar de la cena. La sangre de Cristo nos limpia de todo pecado.
  2. Confesamos públicamente que El es el Señor nuestro Dios. Dice que cada vez que hagamos esto, la muerte de El anunciamos, la muerte de Jesús. Así que cada vez que tomamos la Santa Cena evangelizamos, porque anunciamos y  damos fe de que Jesús murió por nosotros. La muerte de El anunciamos hasta que El venga.
  3. Cuando tomamos la Santa Cena participamos de este sacrificio como si estuviéramos en el momento. Es una participación simbólica, lo poderoso esta en la muerte en la cruz, es lo que representa.
  4. Pactamos con El, recordamos su promesa, la sangre de Jesús se derramo por un nuevo pacto. Si no estas seguro donde vas a ir si esta noche viene Jesús a buscarte, empeza a limpiar tus vestiduras. Si el diablo te hizo olvidar de ese pacto con Dios, vamos a revertir, porque sos digno de compartir esta cena. No es por lo que haces, o dejas de hacer, es por lo que El pago por tu vida.

¿Que beneficios tiene compartir la Santa Cena?

  • Fortaleza: El mayor beneficio es recibir fortaleza. Si necesitas fuerzas, esta es la mejor cena para recibirla.
  • Liberación: Si participas de la Santa Cena también recibís liberación. No hay mejor cena que compartir un momento con Dios. El enemigo no tiene poder, no tiene potestad, esta cena va a terminar en paz, en bendición y victoria. Vas a recibir liberación de cadenas, de vicios y de ataduras. Declaralo ¡Soy libre, libre de toda atadura, de toda ligadura, de todo lo que me frena! ¡soy digno de participar de tu cena, soy digno!
  • Sanidad: Trae sanidad, porque el cuerpo de Jesús fue derramado en sacrificio nuestro para traer sanidad. La palabra dice que «…por sus llagas fuimos sanados…», fuimos librados de toda esclavitud de enfermedad. El participar de la Santa Cena trae sanidad a nuestro cuerpo, alma y espíritu. En Jesús somos sanos. Declaralo ¡Soy sano, en Jesús soy sano, se va toda enfermedad y viene la sanidad! ¡Sana nuestra alma, cuerpo y espíritu en el nombre de Jesús!
  • Revelación: Recibimos revelación de la palabra, entendemos el sacrificio de Jesús. Lo entendemos con la mente y con el espíritu. Nos apropiamos de ese sacrificio, y cuando uno entiende eso uno es verdaderamente libre. No hay victoria mas grande que saber que tu vida esta en manos del Señor. Que ante cualquier problema podes acudir a El, cenar con El. ¡Sos salvo por medio de la obra de la cruz!

Somos poderosos al participar de la Santa Cena del Señor. Tu vida fue comprada por un precio muy caro que es la sangre de Jesús.

Gracias Señor porque un día golpeaste a mi corazón y yo estaba perdido. Me sentía culpable, me sentía indigno de entrar en tu casa. Pero tu con tu gran amor, con tus brazos invisibles, me fuiste trayendo y trayendo hasta cambiar mi corazón, hasta que yo te dije ¡Señor veni cena conmigo, entra conmigo! porque yo te necesito. Capaz que podes sentir que tenes absolutamente todo, pero te falta algo que no sabes lo que es, y eso es Jesús en tu corazón. Lo mas importante y la razón por la que venimos a la tierra es que Dios more en nuestro corazón. Recibí la bendición del cielo, es toda para vos, porque sos hijo de Dios. Si estas enfermo, pedile a Dios la sanidad, si tenes ataduras, pedile a Dios libertad. Dios esta para ayudarte.

Cuando esta el amor de Dios, este nos une en un mismo cuerpo para vencer las tinieblas de esta tierra. Dios reunió a sus discípulos para cenar juntos, y hoy te invita a vos a cenar en su casa. ¡Participemos de la Santa Cena del Señor en comunión! ¡Amen!. 

Oradores: Marcela y Claudio Gimenez 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *